Cada visita de Boca al Monumental luego de los hechos del 24 de noviembre pasado, en la final de la Copa Libertadores, pasará a ser de extremo riesgo y es por eso que desde el organismos de seguridad están tomando las medidas necesarias para que el plantel Xeneize pueda llegar en condiciones a Nuñez.

El Secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D´Alessandro, afirmó que el operativo para el encuentro que disputarán este domingo River y Boca será responsabilidad total del Gobierno de la Ciudad.

El ministerio de Justicia y Seguridad porteño, a cargo del vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, informó que el operativo comenzará a las 9 de la mañana y a las 13 se abrirán las puertas del estadio. Habrá mil efectivos policiales afectados a la Seguridad y tres anillos para controlar el acceso de los hinchas.

El camino del micro de Boca será el siguiente: saldrá del Hotel Holiday Inn de Ezeiza por autopista, irán hasta el Paseo del Bajo, doblarán en Avenida Sarmiento y desde allí tomarán Libertador para ingresar por Quinteros al Monumental. ¿Qué se busca con esto? Evitar concentraciones masivas, ya sea de hinchas de Boca que acompañen al equipo o público en las calles.