Durante los últimos años, Boca Juniors ha sido protagonista en varios torneos, tanto a nivel local como internacional. Previo al ciclo de Miguel Ángel Russo y Gustavo Alfaro, estuvo el de Guillermo Barros Schelotto quien armó un gran equipo y tuvo en su plantel a algunos futbolistas claves como Cristian Pavón, Darío Benedetto, Wilmar Barrios, entre otros.

Justamente, este último tuvo una charla con Federico Bulos, periodista de Fox Sports y allí puntualizó sobre algunos temas relacionados al Xeneize. A pesar de un nivel extraordinario que mostró durante su etapa en el conjunto azul y oro, su salida fue marcada por algunos rumores que indicaban lesiones para no dificultar una posible venta al exterior.

Sumado a esto, otro de los indicios claves para su salida al fútbol ruso fue la expulsión en la final de la Copa Libertadores ante River. Ante estas situaciones, confesó: “A ese partido llegué marcado por las cosas que se inventaron, y encima tuve la mala suerte de ser expulsado. Si no me hubiesen echado quizás la historia habría sido otra, porque soy consciente de que hasta ese momento el partido estaba parejo. Para mí pudo haber sido amarilla como no”, admitió.

Continuando con esto, el volante prosiguió: “Todo lo que venía haciendo, pensaba que se ha ido a la nada después de la final. Me estaban crucificando. Esos días fueron bastante duros en lo personal, también para la familia. La idea de salir en el verano estaba desde antes de la final. Si no se daba en ese momento iba a ser a mitad de año”.

Sobre el final, se refirió a un posible regreso al club: “Siento que todavía me falta un capítulo en Boca. Ojalá pueda regresar en algún momento, porque me quedó eso pendiente, y me imagino, pienso y a veces hasta sueño volver a estar ahí, volver a vivir esa sensación que viví hasta hace un año”, sentenció.