El partido ante Estudiantes, por Copa Argentina, marcó la vuelta a las canchas de Fernando Belluschi, que estuvo casi siete meses sin jugar por una tendinitis rotuliana. El volante de San Lorenzo expresó su alegría por el regreso.

“Me costó mucho, intenté varios tratamientos, estuve con médicos, kinesiólogos y psicólogos. Por eso fue una emoción muy grande volver y ganarle a Estudiantes, porque se todo lo que sufrí y lo que sufrió mi familia”, dijo en TyC Sports.

En cuanto a lo futbolístico, manifestó. “A veces sentimos que el equipo está a prueba todo el tiempo. El año pasado terminamos terceros, clasificamos a la Copa y quizás no fuimos valorados como lo merecíamos, aunque la verdad que este año no nos han salido las cosas como nos imaginamos pero bueno, no dejamos de luchar”.