Luego de seis meses de su salida de Boca, Darío Benedetto habló sobre su presente en el Olympique de Marsella: “Siempre trabajo para seguir mejorando. Al principio había arrancado con el pie izquierdo, pero en el tercer partido empezó la racha positiva y la estoy aprovechando. Estoy contento con el presente que estoy teniendo. Sigo en un sueño y lo estoy aprovechando al máximo”, comenzó el Pipa en diálogo con ESPN.

Con respecto al presente de River, Benedetto señaló: “Lo más importante que tiene River es el técnico (Marcelo Gallardo), eso hay que reconocerlo. Como jugadores me gustaron Casco y Borré. Creo que en este último tiempo el medio que tuvo River fue muy bueno. Enzo Pérez tuvo un gran nivel, Palacios lo mismo. Se le han ido jugadores importantes después de esa final y ahí está la importancia del técnico, que logra cosas importantes a pesar de eso”, resaltó.

“Cuando puedo ver a Boca, lo veo. Por ahí no se está jugando tan bien, pero seguimos manteniendo la punta. Ojalá que terminen con todo este año. Sé la clase de personas que hay en el cuerpo técnico y en el plantel, así que les deseo lo mejor. No es fácil estar en Boca”, indicó el delantero. Además, habló sobre su relación con Gustavo Alfaro: “Le tengo un gran aprecio, lo tuve desde muy chico y me enseñó muchas cosas. Tengo una excelente relación, y continuar o no son decisiones que pasan por él. Yo no me puedo meter”, indicó.

Ante un posible retorno a Boca, aclaró: “Necesitaba cumplir el sueño de venir a jugar en Europa. De otra manera yo no me hubiese ido de Boca. No se trataba de un cambio de aires ni nada. O me subía a este barco, o el año que viene ya tenía 30. Yo sé que a Boca voy a volver. Si no es como jugador será como hincha, pero a la Bombonera voy seguro. Nunca le voy a cerrar las puertas a Boca”, sentenció el argentino.

Consultado por el gesto a Gonzalo Montiel en la final disputada en Madrid, expresó: “No fue un gesto de sacar la lengua. Sacan la foto justo y parece que yo estoy sacando la lengua, pero es lo que menos hice. Me apreté los labios así porque en la jugada del gol Gonzalo (Montiel) me choca y después lo miré, pero por la foto parece que estoy sacando la lengua. Yo sé muy bien que desde muy chico te enseñan a no festejar antes de tiempo. Yo estaba tranquilo de lo que había hecho. No fue en modo de burla, sino al contrario”, sostuvo el Pipa.

Sobre la próxima edición de la Champions League, soltó: “La ilusión de jugar la Champions está intacta. Faltan muchos partidos y sacamos seis puntos con el tercero, que es una distancia muy importante. Lo importante no es tanto ganar el campeonato sino clasificar a las copas. Tenemos la posibilidad en nuestras manos”.

Por último, se refirió a una posible convocatoria a la Selección Argentina: “Hay que dejar trabajar a Scaloni tranquilo. Hay un futuro enorme con la selección que está armando y no me veo dentro de ella. Es una selección joven, con un futuro muy bueno. Si está el llamado siempre lo voy a recibir, no hay nada más lindo que la Selección. Ahora está muy bien y el proyecto de Scaloni quizás es tener jugadores jóvenes, con un futuro muy bueno. Siempre voy a estar pendiente por si hay o no un llamado, pero no me veo adentro hoy en día”, finalizó.

Más de Benedetto:

El posible retorno de Centurión a Boca: “Me encantaría que Centurión vuelva a Boca. En este tiempo le faltó un jugador atrevido, que por más que pierda la pelota sabés que te va a encarar de vuelta. Hay pocos jugadores atrevidos como él y le podría hacer bien a Boca, complementándose con los jugadores que hay. Hay un límite y él lo pasó, como dijo el presidente en su momento”.

El triunfo de la lista de Jorge Amor Ameal: “”Riquelme es un ídolo del club. No solamente él, también Bermúdez. Está bien que estén en Boca porque son ex jugadores que pueden aportar mucho desde lo futbolístico. De mi parte, le deseo lo mejor al que esté”.

La final de la Copa Libertadores 2019: “No grité los goles de Flamengo, pero me puse contento. Solamente grito los goles que hago”.

La final entre Boca y River por la Copa Libertadores 2018: “En Madrid no estaba bien físicamente. Cuando hicimos la pretemporada no la pude hacer bien porque me molestaba la rodilla. Cuando empezó el segundo tiempo pedí el cambio porque preferí que entrara Wanchope (Ábila), pero la verdad es que físicamente estaba liquidado. Aguanté, pero cuando se me empezaron a acalambrar todos los gemelos preferí que entrara otro. Si estoy cansado, quiero que entre mi compañero que entra más fresco que yo, que ya no puedo correr más”.