Días atrás se llevaron a cabo las elecciones presidenciales en Boca y la mayoría de los socios decidió que Jorge Amor Ameal sea el conductor del club al menos hasta 2023. Además, el presidente electo estará acompañado por Mario Pergolini y Juan Román Riquelme, sumado a otros ídolos como Sebastián Battaglia y Jorge Bermúdez.

Tal cual fue anunciado en la previa a los comicios, Riquelme será el encargado en el fútbol y ya se ha involucrado en varias tareas. Además de la elección del DT, el vicepresidente segundo arma el plantel de cara al 2020 que tendrá muchos objetivos y ya tendría dos refuerzos a punto de confirmarse.

El primero es Paolo Guerrero, actualmente en el fútbol brasileño. El experimentado delantero que viste la camiseta de Inter de Porto Alegre dejaría la institución y se sumaría al Xeneize que abonaría la cláusula de rescisión, una cifra cercana a los 4.500.000 de dólares. En su etapa por el conjunto brasileño anotó 20 goles y asistió en una oportunidad.

Mientras que el otro jugador a punto de arribar al club de la Ribera es Nicolás Gaitán. El jugador surgido de la cantera xeneize ha pasado por grandes clubes como Atlético Madrid y Benfica. Después de su ciclo en Chicago Fire, el futbolista quedó con el pase en sus manos y no habría problemas en su llegada a Boca.