Luego del parate por las eliminatorias, la fecha 9 enfrentaba a dos equipos de realidades diferentes. Por un lado, Boca, más vinculado con la Copa Libertadores tras alejarse de los punteros de la Zona 2 y, por el otro, Rafaela, que estrenó DT nuevo con la necesidad de empezar con el pie derecho para revertir la imagen dejada con la conducción de Burruchaga.

El partido comenzó chato y sin demasiados riesgos, como cualquiera que se juega sin motivaciones. Boca tocaba más, pero no sabía qué hacer de tres cuartos de cancha para adelante, mientras que Rafaela tuvo algunas oportunidades en los primeros 15 minutos, aunque Orión, de muy buena tarde, respondió correctamente cuando tuvo que aparecer.

Recién a los 25, un error en la salida de la visita derivó en el quiebre del marcador: Pablo Pérez habilitó a Tevez con un exquisito pase entre líneas y el Apache, en el mano a mano, se la picó con una magnífica clase al arquero Werner y sello, además del 1-0, un partido completamente diferente.

A partir del primer tanto, el Xeneize empezó a encontrar huecos, dominó el encuentro y aprovechó los errores de un Rafaela diezmado. Así, a los 43, una combinación entre Tevez y Jara por la banda derecha terminó con una habilitación de este último para Carrizo, que tuvo que empujar la pelota para poner el 2-0. Sobre el cierre, Carlitos tuvo la chance de estirar el marcador con una jugada de contraataque que el 10 definió apenas afuera del palo izquierdo del arquero.

Con un 2-0 al hombro, en el segundo tiempo Boca salió con ganas de sentenciarlo lo más rápido posible, y al minuto malograba otra chance neta de gol: el Pachi Carrizo, en una jugada similar al de su gol, desperdició lo que era el 3-0 y dejaba, todavía, con vida a Rafaela.

Foto: Prensa Boca Juniors

Las esperanzas del conjunto santafecino renacieron a recién a los 20 del complemento, cuando Orion cometió un penal a favor de la visita y, en la jugada siguiente, se reivindicó: lanzado a su palo derecho, le atajó el remate a Martín Díaz y el partido sigue su rumbo con Boca adelante por 2-0.

Tras la mala para Rafaela, llegaría otra peor: Colombo vio la segunda amarilla del encuentro (en la primera Tevez le propinó un caño de lujo) y dejó al equipo de Llop con 10 hombres. Al conjunto santafecino se le complicó el panorama, que justamente, aprovechó el Xeneize con un jugador de más.

Un cabezazo inmediato de Insaurralde avisaba que el local iba a ser el claro dominador del resto del partido. Y así lo fue, mucho más que cuando estaban ambos en igualdad de condiciones. A los 37, el uruguayo Lodeiro pone el 3-0 que cerraba la contienda en La Bombonera y arruinaba el dicho de “técnico que debuta, gana”.

Un remate fortísimo de Chávez que se estrelló en el palo en los últimos minutos relegó que la goleada sea aún mayor, aunque el 3-0 era una realidad y Boca se quedaba de todas formas con los tres puntos, pero además se llevó mucho más que una victoria: ya se siente la mano de Guillermo.

Los goles del partido: