Con un equipo alternativo, Boca superó 1-0 a Banfield y alcanzó a San Lorenzo en el liderazgo de la Superliga tras cuatro fechas.

El gol del triunfo llegó cuando apenas iban veinte segundos de partido. Obando envió un centro desde la izquierda y Soldano agarró la pelota para ponerla lejos del alcance de Conde.

Ese fue prácticamente el único remate al arco del Xeneize, porque después fue todo de Banfield, pero chocó con la gran actuación, una más, de Esteban Andrada, vital durante los 90 minutos para la victoria del equipo de Gustavo Alfaro.

El equipo de Crespo buscó permanentemente con el fútbol de Bertolo, las ganas de Urzi y el empuje de Arias, pero no pudo quebrar a un Andrada imbatible, que acumula 688 minutos sin goles en contra.