Con el objetivo enfocado en la Copa Libertadores y la Superliga, Boca arrancó este lunes los entrenamientos en el predio Pedro Pompilio.

Tras los estudios de rigor, los futbolistas se entrenaron y por la tarde viajarán a Cardales, donde vivirán dos semanas y realizarán la puesta a punto para la competencia.

Luego, el Xeneize viajará a Estados unidos donde disputará una serie de amistosos: el 3 de julio ante América de México en Nueva Jersey, después jugará el 6 contra Chivas en Seattle y finalmente el 10 chocará con Tijuana.