Boca derrotó 1-0 a Argentinos en La Bombonera y se metió en la final de la Copa Superliga, el próximo domingo en Córdoba y ante Tigre.

No fue un buen partido del Xeneize, que de a ratos se vio superado por un Argentinos que, con menos recursos, hizo zozobrar a la defensa de Boca, sobre todo en el primer tiempo.

El único gol del partido llegó a los 10 minutos del segundo tiempo cuando Lisandro López apareció en posición ofensiva y, tras centro de Zárate, ganó de cabeza y venció el arco de Cháves. Para ese entonces, el Bicho jugaba con 10 por roja a Romero (más tarde se iría expulsado Marcone).

Luego de la ventaja, el partido se planchó, Argentinos sintió el impacto y Boca buscó ampliar. Dispuso de un par de situaciones, pero no las terminó de buena forma.

Ahora, el equipo de Alfaro definirá la Copa ante Tigre, la sensación del torneo, el domingo 2 de junio en el Mario Kempes.