Corría el minuto 29 del segundo tiempo en la final de ida de la Copa Libertadores 2018, y Rafael Santos Borré cometió una falta sobre Carlos Tevez y recibió la tarjeta amarilla. El colombiano arrastraba dos tarjetas y al recibir la tercera, le impidió estar en el encuentro de vuelta disputado en Madrid.

“No haber podido estar en ese partido es algo que no me lo voy a perdonar nunca, que todavía me rompe la cabeza. Más que nada por la forma: sabíamos que muchos teníamos amarilla y justo a mí solamente me sacan la tarjeta, una falta que no tenía que haber hecho en la mitad de la cancha”, señaló Borré en diálogo con TNT Sports.

Luego, se refirió a su adaptación al Millonario: “En mi llegada a River tuve que modificar cosas de mi estilo de juego y eso me llevó un tiempo de adaptación. He aprendido muchas cosas. Fueron muy importantes mis compañeros. En River tenemos un grupo en el que al que ven que le falta algo siempre tratamos de ayudarlo, siempre alguno trata de hablarle, de acercarse”, indicó.

Además, agregó: “Y en eso son muy importantes los jugadores grandes, los que tienen mucho tiempo acá. Cuando yo llegué había muchos jugadores que tenían mucho tiempo en el club, se me acercaron, hablaron conmigo, por ahí me dieron algunos consejos de lo que tenía que mejorar para adaptarme lo más rápido posible”, resaltó.

Para finalizar, el delantero de River reconoció su ilusión por disputar la Copa América con su Selección: “Si hago las cosas bien en River, seguramente tendré una chance. Quiero jugar la Copa América”, sentenció.