Estudiantes igualó 1-1 ante Unión y finalizó la Superliga con 29 puntos, sin clasificar a los certámenes internacionales. Luego del partido, Rodrigo Braña se refirió al empate: “Es un buen punto. Jugamos contra un gran equipo, que viene demostrando  y está en Copa Sudamericana. Enfrentamos a un gran rival”, afirmó.

Con respecto a su futuro, Chapu contó: “No sé qué voy a hacer. Quiero terminar los dos partidos que me quedan. Mucho para sostener no tengo y la edad no me permite muchas cosas. Vamos a ver qué pasa”, sentenció.

Además, agregó: “A veces pronosticar y decir me quedo, y después no poder cumplirlo o al revés. No me presiona nadie. Gracias a Dios tengo confianza con el cuerpo técnico y los dirigentes. No es que tengo que tomar una decisión apresurada. Las cosas a veces pasan porque tienen que pasar”, puntualizó.

Por último, el volante declaró entre risas: “Me corté otra vez la cabeza, el otro día la mano, ahora la cabeza y digo: ‘¿Qué mierda hago acá dentro?’. A veces las ganas de competir y el deseo de seguir insistiendo. Me preparé para esto y le meto hasta donde puedo”, finalizó.