A los sesenta años falleció Diego Armando Maradona. Murió en un año atípico debido a la pandemia, y cuando era técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata. Uno de los pocos jugadores que pudo expresarse fue Jorge Broun, arquero del Lobo.

“No sé qué decir, no tengo palabras. Tengo dolor, tristeza. Estamos todos shockeados porque ninguno se lo esperaba”, contó Broun en diálogo con Olé. Además, aseguró: “Hablé con él después de la operación y estaba bárbaro. Lo veía muy bien, estaba lucido, perfecto… Lo había visto mejor que nunca. Y hoy, salir de entrenar, y encontrarse con esta noticia. No se puede creer”, relató entre lágrimas.

Respecto del paso de Diego en Gimnasia, contó: “En este plantel fuimos unos bendecidos de poder compartir los últimos meses con él sin querer, sin pensarlo. Y estoy convencido de que a él también le hizo muy bien estar con nosotros”, comentó.

Por último, habló de su relación con Maradona: “Tengo una tristeza enorme, pero me llevo lo mejor de él y como fue conmigo. La relación en este tiempo fue muy buena, me adoptó como parte de su familia, estuve en su casa para el cumpleaños. Me eligió y me dio el privilegio de entrar en su vida. No lo puedo creer, estoy muy dolido”, cerró.