Boca goleó 3-0 a San Lorenzo y profundizó la crisis del Ciclón. En los últimos minutos del partido, Julio Buffarini metió un centro de rabona y desató el enojo de los jugadores rivales. Tras el partido, el defensor se refirió a la acción: “Triste porque venía haciendo un buen partido”, indicó.

Además, expresó: “Si le molesto a los jugadores y a los hinchas de San Lorenzo, le pido mil disculpas. Sé que no era el momento de tirarlo. Me quede triste, y me excedí de confianza”, se disculpó Buffarini. Y agregó: “En San Lorenzo he tirado un momento de rabonas. Me di cuenta en el acto. Soy consciente que me llevé llevar por la confianza. Después de la jugada me di cuenta que no era necesaria tirarla”, aclaró.

Por último, habló sobre el encuentro: “Sabíamos que íbamos a enfrentar a un rival que juega muy bien, y que tiene las ideas claras. Contento por el triunfo y a pensar el partido del martes. Hicimos un partido muy bueno, tanto en la presión y en el juego”, destacó.