A pocos días de comenzar la pretemporada, Boca se mantiene en negociaciones con varios jugadores, pero sin sumar refuerzos. Nicolás Burdisso, director deportivo del club, se refirió a la posible llegada de Daniele De Rossi y Eduardo Salvio: “Buscamos jugadores difíciles, pero prefiero gastar tiempo en ellos y después ir a los más terrenales. El único que avisó que no viene es Matías Silvestre”, expresó.

Con respecto a la llegada del italiano, sostuvo: “No es prioridad. Sería un regalo simbólico. Juega en la posición en la que tenemos a Marcone (Iván) y Campuzano (Jorman), pero su jerarquía ayuda. En el vestuario, sus compañeros solo pueden aprender y el técnico tendría una opción más”, indicó en diálogo con Fox Sports.

“Lo fuimos a buscar y nos abrió la puerta. Gustavo (por Alfaro) nos pidió una o dos opciones para moverse por afuera y él es una alternativa”, señaló sobre Salvio.

Sobre las posibilidades de Maximiliano Meza y Alexis MaC Allister, explicó: “Monterrey desembolsó un importante dinero en enero y, como todas, será una tratativa lenta. A Alexis lo teníamos cerrado en el verano y Argentinos no lo cedió. Puede ser una opción más que interesante. Tenemos que hablar en estos días”, apuntó.

Por último, Burdisso fue consultado por los jugadores que regresan al Xeneize: “Me gustaría que Maroni (Gonzalo) vuelva, pero hay que evaluarlo. Los otros probablemente no se queden. De hecho, Rossi (Agustín) puede ir a Banfield”, concluyó.