Luego del empate entre el Xeneize y Belgrano, en Córdoba, Nicolás Burdisso tomó la palabra y delineó los pasos a seguir de aquí en adelante tanto en la Superliga como en los otros torneos.

“Hay que pelear cada campeonato que se nos presente hasta que nos den las posibilidades matemáticas. Hacer lo mejor posible. Ganar credibilidad y tener un sostén en base al tiempo”, aseguró en relación a un Xeneize que ocupa el tercer lugar en el certamen local.

Además brindó precisiones sobre los mayores desafíos que persigue su gestión más allá del éxito deportivo: “El primer proyecto grande que tenemos es que este grupo se convierta en un equipo. Es un desafío. Queremos apostar muchísimo por los juveniles”.

Sobre el partido de ayer, ante Belgrano, eligió no cargar contra el juez Ariel Penel por la mano dentro del área que podría haber terminado en penal para el Xeneize. Para el exdefensor se trato de “una situación de juego muy rápida y seguramente el árbitro no la vio”.

También tuvo tiempo para brindar sensaciones sobre dos referentes del plantel como Carlos Tevez y Cristián Pavón. Sobre el Apache, quien se vio relegado a los suplentes, aseveró que “cada vez que está en el banco, todos miran a ver qué hace” y que Carlitos podrá “convivir con esas cosas”. En el caso del 7 bravo lo defendió tras su furcio ante las cámaras al desconocer el resultado de River-Racing: “Él sabía del resultado, pero seguramente lo comunicó de manera incorrecta”.

Para finalizar aclaró que el colombiano Sebastián Villa no se mueve de La Boca, desmintiendo las especulaciones. “Cuando se cerró el mercado de pases, quedaron los jugadores con los que queríamos contar”, concluyó.