Comenzó la era Ezequiel Carboni en Lanús. Tras la ida de Jorge Almirón, el exjugador Granate agarró las riendas del club del Sur y este miércoles fue presentado como nuevo entrenador.

“La verdad es que estoy muy contento, cumplí mi sueño, pero se dio demasiado rápido. No me imaginé dirigir en Primera a los 38 años. Tomo el equipo con la vara muy alta, por todo lo que logró Jorge Almirón. Ese reto no me asusta. Trataré de mejorar algunos aspectos, pocos, y mantendré la idea y el estilo de juego que impuso Almirón. Pregono el mismo fútbol”, expresó.

Y agregó. “En los próximos días me reuniré con Russo para hablar sobre el tema refuerzos. Igualmente, todo dependerá de quiénes se vayan y quiénes se queden. Llegarán algunos refuerzos y se sumarán un grupo de juveniles”, remarcó.