La derrota contra Talleres en la Bombonera reavivó las críticas de un equipo que ostentaba un largo invicto. En vísperas de los Octavos de final de la Copa Libertadores ante Internacional de Porto Alegre, Ángel Clemente Rojas tomó el micrófono para ofrecer certezas sobre el panorama del club y sus aspiraciones de pelear por todo.

“No lo vi bien como en los partidos anteriores. Le salió caro el partido tras el foul a Villa en la mitad de cancha y después vino la jugada del gol. Yo contra Lanús pondría lo mejor, Boca no puede desatender el torneo local”, opinó.

Uno de los nombres propios que eligió para analizar fue el de Edwin Cardona, encargado de darle fútbol al equipo y respaldado por la confianza de Juan Román Riquelme, que hizo fuerza por su regreso: “Yo lo vi contra Newell’s nada más. Me da la impresión que le falta un poquito más, que está con unos kilitos de más. En este momento no es indiscutible pero por ahí en uno, dos o tres partidos arranca y no termina más”.

En tanto, fue crítico con la actitud de Guillermo Fernández, quien tomó la decisión de no continuar en la institución según lo que informó el Consejo del Fútbol en las últimas semanas (su préstamo vence el 31 de diciembre de 2020 y no será tenido en cuenta de ahora en más).

“Para mí tenía todo para ser un fenómeno. Me quedé helado cuando no lo vi el otro día en la cancha. Era el puntal del medio de Boca. Yo jugué dos años gratis. Los chicos de ahora también tienen que buscar su comodidad, porque los años vienen para todos. Si les va bien, hacen 5 ó 6 años afuera y después no tienen más problemas”, agregó en “Pasión azul y oro” acerca de los cambios de época que afectan al futbolista profesional.

Consultado por el morbo de un nuevo Superclásico en la final de América, “Rojitas” no le escapó a la chance de tomarse ¿revancha? “Mano a mano con River, ellos pueden perder, ¿por qué no? Aunque es buen técnico, a Gallardo le falta; Bianchi fue más completo, no tiene comparación. Para la Copa me juego la vida por Boca como candidato a ganarla. Mirá que River juega bien, pero me juego la vida por Boca”, cerró envalentonado.