A fines de mayo, Gonzalo Castellani se encontraba a préstamo en Lanús, donde se consagró campeón del torneo local en el partido que el Granate goleó 4 a 0 a San Lorenzo en el estadio Monumental. Luego de esa final, Castellani habló con Guillermo Barros Schelotto: “Me dijo que la intención era tenerme de nuevo en Boca, que me iba a tener en cuenta. A los pocos días se dio la lista de la Copa Libertadores, y me sorprendió la decisión que había tomado. Charlé con él, le mostré mi descontento, y me dijo que me iba a tener en cuenta en el campeonato”.

Las palabras del Mellizo se cumplieron, ya que Castellani jugó el primer partido del torneo frente a Lanús, aunque luego las cosas cambiaron: “Al otro partido quedé afuera de la lista, con Godoy Cruz estuve de suplente, y con Quilmes jugué con Reserva. Obviamente estoy con bronca, mi idea era jugar, hablé con los técnicos y me iban a tener en cuenta. A nadie le gusta quedar afuera”, sentenció el volante de 29 años en diálogo con Indirecto (TyC Sports), y aseguró: “Ya estoy acá, ahora solo me queda pelearla desde el lugar que estoy, entrenar siempre al máximo y esperar la oportunidad de jugar”.

Castellani explicó que su forma de jugar y entrenar no cambió después de ese primer partido contra el Granate, en el que Boca perdió 1 a 0, y tampoco cree que su rendimiento haya sido malo para que el entrenador no lo tenga en cuenta en los siguientes compromisos: “El resultado no fue positivo y capaz opaca mi actuación en ese momento. Es decisión del técnico y no me queda más que respetarla”, y agregó: “En el partido con Lanús, si bien no me destaqué, pienso que no hice las cosas mal”.