Contemplando la capacidad propia de contratación Central Córdoba ya reunió cuatro incorporaciones en el comienzo del mercado de pases. Si bien es una situación extraordinaria para el deporte a nivel nacional, la dirigencia y Alexis Ferrero, tienden a complacer los pedidos de Alfredo Berti.

El nuevo entrenador debió dar por realizada la salida de catorce jugadores, y la disponibilidad de los puestos en cuestión, empiezan a ser sustituidos de forma instantánea. Pese a ser convenios de una temporada en varios de los casos, la proyección del DT comprende la quita de descensos por los próximos dos años.

Por ende, la dirigencia se dirigió a Víctor Blanco para interactuar las condiciones de tres futbolistas que volvieron de sus respectivas prestaciones a la “Academia”.

Tal es la actualidad de Bareiro. El atacante termino el contrato con el equipo liderado por Sebastián Becaccece, y sería una de las transferencias efectivas para el “Ferroviario”.

Piovi retornó de Defensa y Justicia, y el trato se pactó hacia junio del 2022. Aun así, la calidad de titular, conduce a la dirigencia a consensuar un préstamo anual, por dichos jugadores.

Por su lado, Rosales tendrá otra etapa de prestación, porque no ingresa a las preferencias del entrenador de Racing y el club dispuso de un contrato hasta junio del 2021. El atacante proviene de Patronato, y las negociaciones con Central Córdoba son por doce meses.