Con Eduardo Coudet asegurado en su cargo, la dirigencia quiere retener a sus pilares para tomarse revancha y conquistar algún título. Sin embargo, desde Brasil insisten con llevarse a Alejandro Donatti, esta vez a cambio de 1.300.000 de dólares.

La cifra no fue aceptada. “El jugador es intransferible. Salvo que salga por la cláusula de salida, Central no se va a desprender de él porque es pieza fundamental del equipo”, expresó Ricardo Carloni, vicepresidente del club, en diálogo con Olé.

La mencionada cláusula indica que el que esté dispuesto a poner dos millones de dólares sobre la mesa se lo llevará. Si el Fla se anima, el Flaco abandonaría la Argentina.