El partido entre Rosario Central y San Martín de San Juan, pautado para el sábado a las 15.30 en Arroyito, fue postergado por pedido de la Policía de Santa Fe. La explicación fue que no se podía brindar seguridad con el operativo que se prepara de cara a las elecciones que el club tendrá el domingo.

La primera alternativa era pasar el duelo para el lunes, pero el compromiso del miércoles por parte de Central ante Almagro por Copa Argentina desechó aquella posibilidad. La Superliga deberá determinar un nuevo cronograma para este choque.