Tras la conquista de la Superliga, hubo intercambios de mensajes de parte de los jugadores y los dirigentes de Racing para Ricardo Centurión. Todo parecía estar más calmo y que el volante volvería a ser parte del plantel profesional. Pero, este viernes, Víctor Blanco confirmó que Ricky no jugará más en la Academia y su futuro estará en el exterior.

El que salió a hablar de la situación fue el mismo Centurión: “Hasta el día de hoy no me llamó nadie. Lo escuché a todos mis compañeros, hoy me mandó un mensaje Iván (Pillud) invitándome para que vaya. Tampoco voy a ir sabiendo que mi grupo de compañeros me banco y la otra parte no. Tengo que ir porque soy parte de esto. Pero por otro lado, hace cuatro semanas me dejaron entrenando en el Tita y me hicieron a un costado”, sentenció.

“Después de coronar, muchos se acuerdan y salen a decir que tengo que estar. Cuando estuve en las malas, nadie se acordó. Igual sigo estando en las malas. Estoy contento por salir campeón, pero sigo mal. Me siento parte de esto, pero no termino de estar completo. A mis compañeros los quiero mucho y son los que se merecen esto”, declaró en diálogo con Fox Sports.

Sobre lo sucedido con Eduardo Coudet, resaltó: “Un empujón cambió todo, un empujón. En el grupo pasaron muchas cosas y el que salí perjudicado fui yo”, sostuvo.

Además, contó: “La comí solo literal. Cuando los invité a los chicos de Reserva a comer un asado, de lo dirigencial sin decirme las cosas a mí, hicieron llegar al Tita Mattiussi (predio de Racing) que si algún compañero se juntaba a comer un asado conmigo, lo despedían. Los chicos estos fueron que me bancaron y me enseñaron que tenía que seguir adelante”, manifestó.

“En Racing no me ayudaron en nada, no me dejaron ni jugar en Reserva. Hace cuatro semanas que no juego al fútbol. Yo no necesitaba que mis compañeros salieran a decir que fuera, pero la otra parte no me llamó. Tienen mi número o que vengan a hablarme en la cara. ¿Che Centu venís el domingo?”, disparó el volante.

Por último, se refirió a Diego Milito: “Diego fue uno de los que dijo varias cosas y no me lo dijo en la cara. Yo le tenía mucho respeto y cuando fue compañero también. Terminaron diciendo que soy un mal chico para los de Reserva. Me hice cargo de que a Chacho lo empujé y estuve mal. Pasaron dos o tres semanas, pero ya está y ya pasó. Que él estuvo herido, está perfecto”, sentenció.

Más de Ricardo Centurión:

Las salidas a la noche: “A la noche no tengo sueño, tengo ganas de salir a tomar algo todos los días. Está mal eso”.

Su retiro: “A los 36 años si me retiro, no me voy a arrepentir de nada”.

Sobre su futuro: “Con el presidente acordamos una salida. Yo estoy agradecido al presidente porque se portó muy bien y ya me dio la palabra que cuando termine el campeonato, mi representante puede ir a buscarme club.

Su llegada a Racing: “¿Por qué me contrataron a mí? Cuando contratas un jugador, es un todo. Me contrataron por todo, con el combo. Y yo tenía que ir solucionando cosas”.