La separación del plantel profesional por su conducta con el entrenador dio mucho que hablar en las últimas semanas, sobre todo por sus polémicos posteos en redes mientras formaba parte de la Reserva. Entre ofertas para seducirlo y declaraciones de dirigentes para apaciguar las aguas, el propio jugador avisó que no se irá, al menos no por ahora.

“Desmiento cualquier tipo de información que esté dando vueltas sobre mi futuro. Voy a esperar hasta fin de torneo. Mi actual club es Racing. Saludos”, soltó en su cuenta de Twitter.

Primero se habló de Atlético Paranaense. Más tarde trascendió el interés de Godoy Cruz, y por último, el de Rosario Central, que pensó en sumarlo como refuerzo para la Copa Libertadores. Todas las posibilidades, descartadas.