El defensor fue desplazado a la división reserva del club. Diego Martínez no lo tendrá en cuenta, y en Paraguay asumen una posible intervención judicial, al verse perjudicado una posible transferencia a futuro.

Un conjunto de interés pone en manifiesto una adversa intervención en lo legal para Godoy Cruz. Al hacerse cargo de la delegación de primera, Diego Martínez fue seleccionando a aquellos jugadores que son tenidos en cuenta para la máxima categoría.

Entre ellos, no estaba presente Danilo Ortiz. Producto de la ejecución del DT, el paraguayo debió descender a la directiva de Javier Patalano. El recorrido del zaguero central en Mendoza empezó en julio del 2015, tras ser cedido a préstamo por Cerro Portero.

Posteriormente el conjunto mendocino lo fue cediendo en carácter de prestación a distintas equipos, y la determinación de relegarlo a la reserva, causo discrepancias en el “Ciclón” por ser el propietario del 50% del fichaje, y mantener la cesión del marcador hacia junio del 2021.

En parte, el “daño económico” es la caratula que objeta la dirigencia de Raúl Zapag. Tal suspicacia institucional genera una próxima intervención del orden judicial.

Referido a ello, el director técnico afirmó la situación del central: “Danilo hace una semana que está trabajando en reserva, no lo voy a tener en cuenta”.

Foto: Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba