A 15 años de su partida de San Lorenzo, Fabricio Coloccini, luego de llegar a un acuerdo con la institución inglesa para que lo deje libre un año antes de lo premeditado, fue repatriado por la dirigencia del Ciclón y será el primer refuerzo en la era de Diego Aguirre. El defensor estuvo apenas seis meses en el club, pero le alcanzó para brillar y lograr el torneo Clausura 2001 de la mano del chileno Manuel Pellegrini.

El acuerdo con la dirigencia se cerró esta mañana, tras una reunión que mantuvo el jugador con Matías Lammens, presidente de la institución. Aunque todavía no se conocen los detalles del contrato, se sabe que firmará un vínculo por dos años. Antes de arreglar su llegada al Ciclón, tuvo que desvincularse del Newcastle, donde fue ídolo y capitán. Allí estuvo desde 2008 y formó parte del ascenso en 2010 a la Premier League y de un par de descensos.

Antes de llegar al club inglés, el cordobés pasó por Boca (club en el que se formó), Milan de Italia, Alavés, Atlético de Madrid, Villarreal y Deportivo La Coruña de España. Además, tuvo un paso por la Selección Nacional, participó en el Mundial de Alemania 2006, y logró el oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Sin duda San Lorenzo es el club con el que Coloccini siente mayor identificación. Ya había manifestado en los últimos años su deseo de regresar y, finalmente, después de 15 años, pega la vuelta. “Coloccini es un jugador bárbaro”, dijo el entrenador tras conocer la incorporación del jugador.