A partir del comienzo del mercado de pases, lo trascendido ponía en jaque una posible persistencia de Tomas Chancalay en Santa Fe. Pero los trascendidos no fueron materializados en lo que va del proceso de transferencias que se culminara en pocos días, ya que se confirmó el retorno de la Liga Profesional de Futbol.

Pese a ello, el representante Adrián Ruocco fue cauto con las condiciones que unen al futbolista con el “Sabalero” hasta junio del 2021. No obstante, la directiva de José Vignatti asimila las preferencias externas a futuro por el volante, y se avecina una probable triplicación del salario del jugador y una ampliación del vínculo hacia diciembre del 2023.

En caso contrario, la extensión del contrato comprometería la permanencia del entrerriano al ser cedido de manera escalada a alguna liga del exterior.