Justamente en marzo Eduardo Domínguez se unía a la conducción del plantel de la máxima divisional de Colón de Santa Fe. Pocos fueron los días de preparación presencial, y el diluvio que significó la inactividad institucional, lo perjudicó en sus ganancias mes a mes.

Tal es la gravedad de la deuda que contribuye la comisión con el DT, que desde el comienzo del aislamiento, social, preventivo y obligatorio, solo percibió el 20% del trato que figura en la Asociación del Fútbol Argentino. De ser irremediable, se complejizaría tal panorama con una disminución del suelo, similar a que se ejerció con el resto del plantel, según anuncia Diez En Deportes.

El preparador físico, Pablo Santella anunciaba en LT10, la situación contractual: “Estoy haciendo un esfuerzo y lo seguiría haciendo porque estoy trabajando en una institución que siempre se portó bien con nosotros. Lo hago porque quiero a mi trabajo y tengo un compromiso moral y profesional con mis jugadores”.

El porcentual transferido es mínimo y por lógica, el entrenador tendrá que ver notificado el 80% de sus haberes en su cuenta personal.