A principios de abril y hasta finales de mayo se sumará una nueva competición al espectro de la Superliga. El certamen que agrupará a los 26 equipos de la élite del fútbol argentino ya tiene definido su modo de disputa y los cupos que entregará a nivel internacional.

Los seis que mejor ubicados al cierre de la presente Superliga no jugarán la primera ronda y accederán en forma directa a la segunda instancia. Mientras que los otros 20 jugarán entre sí cruzándose sucesivamente el mejor ubicado con el peor en eliminación directa.

Con los 16 clasificados a octavos, el desglose seguirá los carriles con juegos de ida y vuelta en cuartos y semis para llegar a la gran final a partido único. En la definición el vencedor sacará su boleto a la Libertadores 2020 y el subcampeón irá a la Copa Sudamericana del mismo año. Un punto central a lograr unidad es el reparto del dinero que entregará y la confirmación de posteriores ediciones aún en veremos.