El séptimo cupo de extranjeros que le concedieron a Boca por la lesión del colombiano Frank Fabra, generó mucha polémica, y desde River, no dudaron en prender la alarma. Rodolfo D’Onofrio, presidente de la institución dijo: “Es insólito que hablemos de un séptimo cupo para los extranjeros. Si quieren uno más que sea igual para todos los clubes. Hagamos un cambio ahora y que todos tengan un lugar más, pero no quebremos el espíritu del reglamento”.

Marcelo Gallardo, director técnico del millonario, apuntó también ante esta medida y señaló: “No me llama la atención, me parece que es algo normal, a veces suceden estas cosas. El contexto de nuestro fútbol siempre es raro”, expresó el Muñeco.

La respuesta por el lado del último campeón de la Superliga no tardó en llegar. Juan Carlos Crespi, allegado a la dirigencia del Xeneize les respondió: “¿Por qué protestan tanto? Quedaron calientes porque Olaza al final vino a Boca y no a River”, chicaneó a su estilo.

No es la primera vez que el sindicalista ataca al club de Núñez. Anteriormente criticó el momento económico, luego de que D’onofrio dijera que quería a Gallardo en la Selección porque no podía pagarle: “Esto es simple, para comprar tenés que tener plata, gratis no hay nada. Boca no sólo tiene un plantel joven y vendible sino que también tiene una buena administración económica. Ellos no tienen nada de eso. Observen las edades de sus jugadores. Lo único que tienen para vender es a Gonzalo Martínez y no es comunitario. Por eso están nerviosos”, criticó.