Los malos resultados iniciales en Independiente trajeron consigo una crisis futbolística con tres protagonistas marcados: Sebastián Beccacece, Pablo Pérez y Nicolás Domingo.

El DT decidió apartar del equipo a los dos, de los más queridos por los hinchas. En el caso de Pérez, le aplicó una sanción disciplinaria por un hecho sucedido en el entretiempo del partido ante Lanús, cuando pateó una botella y discutió con el entrenador. Más allá de que luego pidió disculpas, Beccacece tiene decidido dejarlo afuera de la convocatoria para el choque vs Atlético Tucumán.

En el caso de Domingo, la medida es por cuestiones tácticas aunque también hubo un diálogo con el DT que fue subiendo de tono. Ambos seguirán entrenando con el plantel, pero no concentrarán en los próximos partidos, que serán claves para la continuidad de Becaccece en Avellaneda.