Boca y Vélez igualaron sin goles en los 180 minutos, pero el Xeneize acertó en la tanda de penales y se metió entre los cuatro mejores de la Copa Superliga. Luego de la eliminación, Gabriel Heinze habló en conferencia de prensa: “Es el mejor momento del equipo desde que estamos nosotros, era el mejor momento para seguir. Pensé que íbamos a ganar. Lo importante es que se siga creciendo”, declaró.

Con respecto al penal no cobrado por Fernando Espinoza a favor del Fortín, expresó: “No lo habrá visto el árbitro. A veces cuando mandan el poder y todas estas cosas, o las injusticias, uno solo las puede luchar desde el lado en el que uno está. El honesto lucha con muy pocas armas contra los poderosos”, sentenció.

Sobre la charla con sus jugadores luego del partido, contó: “Les dije que fueran al límite, porque enfrente también van al límite, solo que enfrente hay concesiones y acá no. Yo estuve en equipos grandes y siempre te dan concesiones”, señaló.

Por último, manifestó: “Tuvimos muchísimas cosas positivas y en lo personal estoy muy orgulloso. Estoy destrozado, no dolorido. A los chicos les dije muchas cosas, pero prefiero que quede entre nosotros. Los miré a los ojos y les dije que esto es parte del fútbol”, cerró.