Con toda la experiencia a cuestas a sus 38 años y con más de 20 en Primera, Fabián Cubero es una palabra autorizada para evaluar el nivel del fútbol argentino, comenzando por las Inferiores y la atención que le dan al deporte los más jóvenes, algo que el defensor de Vélez describió como un aspecto negativo a la fecha.

“Hoy a los chicos les tirás una línea de cinco y no saben dónde pararse. Lo que ven de fútbol es lo que dura el entrenamiento de la mañana. Terminan subiendo a Primera con muy pocas ideas de los movimientos tácticos”, remarcó Poroto en una entrevista con La Nación.

Para Cubero, las redes sociales y la amplia gama de plataformas televisivas atentan contra la posibilidad que tienen los juveniles de aprender e inculcar conceptos desde temprano. “Se enganchan mucho más con una serie en Netflix que con un partido de la Champions League. Les cuesta enriquecerse con el sano consumo del fútbol, que te da la oportunidad de crecer, aprender o al menos curiosear. Hoy tienen muchas distracciones y generalmente eligen cualquiera menos el fútbol. En nuestra época no había redes sociales ni Playstation, el tiempo lo ocupábamos viendo partidos”, cerró.