Darío Cvitanich llegó a Racing hace poco más de tres meses y se consagró campeón de la Superliga 2018/2019. El delantero, que fue suplente en los primeros partidos, terminó ganándose un puesto en el equipo titular y siendo uno de los puntos claves de la Academia.

En diálogo con TNT Sports, Cvitanich declaró: “Ir por más es un poco la sintonía que tiene este grupo y las exigencias que hoy tiene este Racing. Cada cosa que se juegue ir por el objetivo. No es fácil ser campeón en este fútbol. Seguramente vendrán otros objetivos”. Y agregó: “Ya hay que dar vuelta la página lamentablemente, y tratar de pelear todo lo que viene”, señaló.

Con respecto a los dichos de Gustavo Alfaro que no disfruta ser entrenador de Boca, el delantero expresó: “Si lográs disfrutar el camino, ya vas a tener gran parte de la felicidad asegurada. Es lo que más cuesta. El día del título es un día y los festejos posteriores. Es parte de esta sociedad y al otro día ya hay que empezar todo devuelta”, manifestó.

“Desde lo futbolístico es un equipo sólido, dinámico y con mucha intensidad. Tiene una capacidad ofensiva impresionante. Cuando me tocó llegar me tocó entender el grupo humano que hay en el vestuario y hoy me pone contento ser parte”, resaltó sobre el juego de la Academia.

Además, el delantero se refirió a su salida de Banfield: “Estuve doce días después de la decisión por cuestiones personales, y a mí forma de ver la vida, cosas que no iban y no me gustaban. No quería aceptar más y por eso tomé la decisión. Gracias a Dios era Racing el que estaba ahí. Era la primer gran decisión mía era salir de Banfield, que por ahí no tenía pensado hacerlo”, apuntó.

Luego, agregó: “Le dije a mi representante y me dijo está Racing ahí. Le dije fíjate y si me quieren, estoy. No me arrepiento de la decisión porque sigo sosteniéndolo y fiel a mis convicciones. Es un tema terminado por respeto a la gente de Banfield y Racing. Quedará a puertas cerradas lo que pasó”, contó.

Más de Cvitanich:

El juego de Banfield: “Me pone feliz que están disfrutando de ese juego que le ha dado (Hernán) Crespo”.

El día que no miró el partido de Defensa y Justicia: “Estaban mis hijas y querían ir a la plaza. No paso nunca los fin de semanas con ellas, y era un domingo que estaban desayunando. No me parece mal. Soy de desdramatizar esas cosas, y súper profesional en los entrenamientos”.

Ser futbolista profesional: “Tenemos una linda profesión y lo entendemos muy tarde. Va a pasar siempre así. Es muy difícil decirle a un chico de hoy que se quede a tomar unos mates. Termina el entrenamiento y disparan. Nosotros también lo hacíamos”.

Su actualidad: “Tengo el objetivo diario de estar a la altura de Racing. Estar a la altura física y futbolísticamente de lo que demando el Chacho (Coudet) y mis compañeros. Por ahí sufro un poquito más porque los dolores son más”.

Una frase de Emanuel Ginóbili: “Me quedó grabado algo que dijo Manu Ginóbili, que tenía que prepararse dos horas antes para terminar jugando veinte minutos. Esto no deja de ser muy diferente a eso y tenés que ir ajustando un poquito más las tuercas”.

Un arrepentimiento: “Me arrepiento de que quizás mi primer paso cuando me fui a Holanda, tenía que prepararme de otra manera. Quizás lo entendí cuando tuve mi paso por Francia. Es parte de la maduración y es lo único que podía reprocharme un poco”.