River Plate comenzó este año con muchos cambios. Luego del buen año que tuvo, el Millonario volvió a la Superliga con una seguidilla de derrotas. La victoria ante Vélez le dio el impulso al equipo de Marcelo Gallardo para afrontar todo lo que viene. Nicolás De La Cruz fue uno de los partícipes de la victoria ante el Fortín, y fue uno de los más destacados en la noche del domingo en Liniers.

Tras la práctica de hoy, el volante habló con ESPN y agradeció al actual estratega por las oportunidades que le brindó. “Yo siempre sentí el respaldo de Gallardo y todos los compañeros y espero que este sea mi año, porque para eso trabajo y quiero cambiar lo que pasó en el semestre pasado y poder conseguir cosas con el equipo”, comentó.

Si bien, el uruguayo reconoce la buena actuación ante Vélez comentó que debe seguir trabajando para continuar en ese nivel. Sobre ello, opinó: “No puedo quedarme con lo que hice en un partido porque si me toca no jugar no debo bajar los brazos y seguir trabajando para aprender y sumar conocimientos, para que pueda tener la continuidad que siempre quise y por la que estoy entrenando duro”.

“El período de adaptación fue duro, porque hubo una lesión y una pequeña operación que me dejó sin jugar. Luego, en el apuro para volver y para poder estar, quizá no me ayudó pero nunca perdí las ganas y la confianza de tener un partido como el de Vélez”, sentenció.