Daniele De Rossi está transitando sus primeros momentos en el fútbol argentino y, cumpliendo un viejo anhelo de jugar en Boca, habló de varios temas desde Ecuador, donde se encuentra el plantel Xeneize.

“Los argentinos en la calle me respetan muchísimo, incluso los hinchas de otros clubes, y eso lo aprecio mucho… Sabía que es un lugar donde se viven las cosas de manera muy caliente, peor vivirlo es algo distinto, te cambia el punto de vista. Vivir 90 minutos en este estadio es algo que para un jugador de cualquier edad y de cualquier país va a ser algo inolvidable”. dijo en TyC Sports.

Sobre su llegada a Boca: “Ahora ya es algo normal y tengo que pensar y jugar al fútbol como hacía en Roma. Estoy jugando para un club que me hace creer en lo que hago y me siento en casa. Tenía que hacerlo antes de terminar la carrera, es un desafío que me quedaba vivo y algo que yo quería”.

Sobre su encuentro con Maradona: “Hay un momento que tenés que pararte y mirar hacia arriba y mirar que estás sentado en un sillón con el más grande de todos y que te trata como si fuiste amigo de siempre. Es algo que no voy a olvidar nunca en mi vida. Nunca”.

Su admiración por Riquelme: “Yo se lo que significa Riquelme acá en Argentina y en Boca sobre todo. Yo soy listo para aprender y escuchar todo, pero sobre Riquelme no tengo que aprender nada de nadie. Porque se todo sobre él, se todo sobre este tipo de jugadores. Antes hablaba de Iniesta, de Xavi… esos son los jugadores que yo miraba siempre emocionado, porque son los que te dejan enamorados de este deporte”.

Un probable cruce ante River por Libertadores: “Sería un partido inolvidable como lo fue la final del año pasado, es un partido muy caliente que se sigue en todo el mundo, porque cuando se juega un Boca-River también se para Europa y todos se duermen tarde porque quieren ver”.