Esta mañana, cerca de las 10.30, el plantel de Boca finalmente arribó al Aeroparque luego de pasar la noche en Mar del Plata.

Fue poco usual la visita de Boca a La Feliz. Amen de la gran goleada ante Aldosivi que lo ubicó muy cerca del título, el plantel Xeneize llegó en micro el viernes a última hora, luego de no poder hacerlo en avión por la neblina que abundaba en la ciudad balnearia. La vuelta no fue menos complicada. La aeronave que los iba a trasladar a Buenos Aires sufrió una rotura en su parabrisa, por causas que aun se desconocen, por lo que debieron pasar la noche en MDP.

Tras llegar, fueron directamente a entrenarse en Casa Amarilla ya pensando en el partido del miércoles ante Olimpo. La próxima práctica será el lunes a las 9.30.