En medio de una semana turbulenta en el mundo Xeneize, Rodolfo Arruabarrena hará su estreno como DT del elenco azul y oro, cuando a partir de las 18:15 Boca reciba a Vélez.

No fue la mejor semana para el Xeneize. El jueves, luego de la derrota ante Estudiantes los dirigentes echaron a Carlos Bianchi. La dirigencia se movió rápido y el viernes presentaron a Rodolfo Arruabarrena como entrenador. Para culminar hubo una asamblea, que terminó con actos de violencia.

Para desgracia del elenco Xeneize, el rival es Vélez, puntero del campeonato que tan sólo ha recibido un gol en los cuatro partidos. Boca es la contracara: le han hecho siete goles en lo que va del torneo. Su mayor déficit es la carencia ofensiva, ya que solamente anotó dos goles.

Si bien el entrenador no confirmó el equipo, meterá mano. Cambiará el esquema, y del 4-4-2 de Bianchi, Boca pasará a un 4-3-3. Apostará por Gago para la conducción teniendo como socios a Carrizo y Acosta. En principio, el equipo sería Orión, Marín, Echeverría, Díaz, Colazo, Erbes, Meli, Gago, Carrizo, Acosta, Calleri.

Además, el Xeneize incorporó a Juan Simón, quien será nexo entre el plantel y los dirigentes. La reserva, orientada por Sergio Saturno y Hugo Ibarra jugará ante su par de Vélez en La Bombonera desde las 16.

Foto: montevideo.com.uy