Defensa y Justicia jugó uno de sus peores partidos en la Superliga en el momento menos indicado y por detalles Patronato derrotó 2-0 al Halcón y le dio una mano enorme a Racing, que ahora se escapó a cuatro puntos del club de Florencio Varela cuando quedan seis en juego.

Los errores puntuales dejan a Defensa en una posición incómoda a la hora de peleart por el título hasta el final. Mostró muy poco de lo habitual el equipo de Beccacece, nunca pudo dejar mano a mano a un futbolista con Bértoli, mientras que del otro lado el local se dedicó a raspar cada balón dividido, sabiendo que los tres puntos eran necesarios en su lucha por escapar del descenso.

Luego de un primer tiempo sin emociones, todo se resolvió en el complemento. A los cinco, una infantil mano de Delgado en el área le permitió a Carabajal marcar de penal el 1-0. Ese gol aplacó a Defensa, que sintió el impacto y fue más por inercia a buscar el empate.

Patronato aguardó su chance y a los 32 aprovechó un doble error (primero del línea, que no vio que había offside de Gil Romero, y luego de Unsain, que salió flojo a buscar la pelota) y Berterame liquidó la cuestión para festejar un triunfo clave que le permite depender de si mismo para seguir en Primera.

Ahora, Defensa quedó cuatro puntos abajo de Racing, que en dos semanas puede ser campeón si derrota a Tigre o incluso si se dan una combinación de resultados. Defensa no está muerto, pero ya no depende de si mismo.