Durante la segunda parte del encuentro ante Independiente, debió ser reemplazado por molestias musculares. Posterior al evento, los especialistas decidieron realizar los estudios progresivos para conocer la gravedad del caso.

Lo plasmado en imágenes, es elocuente. El zaguero central padece una ruptura fibrilar del bíceps femoral derecho. Tal deficiencia física lo mantendrá por veintiún días minino fuera de la consideración de Hernán Crespo.

Por orden de calendario, no podrá ser parte de las dos fechas siguientes y se marginará del partido de ida por los octavos de final ante Vasco Da Gama de Copa Sudamericana.

Foto: Prensa Defensa y Justicia