El partido pintaba interesante. Los dos planteos prometían buscar el arco ajeno y fue Defensa y Justicia el que logró plasmar las ideas de su técnico en la cancha. A pesar de un primer tiempo en el que buscó más que Newells, pero que estuvo más cerca de perderlo que de ganarlo, encontró en una pelota parada el gol que le permitió dominar el resto del partido sin mayores inconvenientes. El equipo de Diego Osella no pudo hacer pie en el Norberto Tito Tomaghello y solo se aproximó por jugadas individuales.

Durante los primeros veinte minutos fueron los de Beccacece los que tomaron las riendas del partido. A base de presión y juego asociado, Defensa metió a su contrincante en campo propio. A pesar de los constantes desbordes por el lado izquierdo, el Halcón no logró generar el peligro suficiente para comprometer el arco defendido por Luciano Pocrnjic y con el paso de los minutos se fue diluyendo, permitiendo a La Lepra equilibrar el partido.

La primera aproximación de los de Osella llegó a través de un cabezazo de Maximilano Rodríguez tras quedar sin marca en un corner, pero Gabriel Arias evitó el gol despejando la pelota. Con el partido ya emparejado, los rosarinos se acercaron con más amenaza que su rival, sobre todo por las acciones indviduales de la Fiera y de Mauro Formica. Por el lado de los de Varela, Agustín Bouzat y Jonás Gutierrez siguieron siendo una pesadilla para Franco Escobar, aunque no tuvo ninguna chance concreta de abrir el marcador. La primera parte concluyó con la sensación de que Defensa y Justicia hizo un desgaste mayor,pero que Newell’s estuvo más cerca de irse ganando al vestuario.

En el complemento, el local volvió a imponer su supremacía como en el inicio del partido, pero esta vez logró hacerlo con mayor peligro. Tras una muy buena respuesta de Pocrnjic a un tiro de Nicolás Stefanelli, llegó el tiro de esquina de Gonzalo Castellani que derivó en un buen cabezazo de Alexander Barboza para romper el cero y poner a Defe arriba. Tras el gol, Newell’s quedó desconcertado y la diferencia se pudo haber incrementado. Recién diez minutos después pudo acercarse de nuevo el leproso al arco de Arias, que falló en un cálculo y le dejo el arco vacío a Formica. El Gato se apuró y desvió su disparo, por lo que el partido siguió 1-0.

El dominio del segundo tiempo fue total para el equipo de Sebastián Beccacece. Con Jonás Gutiérrez como actor principal y la velocidad de sus delanteros complicando a la defensa rojinegra en forma constante, logró mantener el partido lejos de su área y no permitió que las individualidades de su rival lo compliquen como en algunos pasajes del primer tiempo. A falta de cinco minutos Stefanelli tuvo una chance inmejorable para liquidar el partido, pero la reacción del arquero fue muy buena, y lo pudo evitar.

Es la cuarta vez que el Halcón vence a la Lepra por la mínima en Primera en igual cantidad de encuentros disputados. De esas cuatro ocasiones, es la tercera en que lo hace como local.