En base a un descubrimiento de Malena Galmarini, esposa de Sergio Massa, el presidente de la Cámara de Diputados afirmó que la empresa estatal de agua erogaba una importante suma de dinero a Boca Juniors con motivos poco claros.

“Una empresa como AySA, que se tendría que dedicar a poner caños de agua para la gente que no tiene agua y dar un buen servicio de agua y cloacas, le pagaba 3.2 millones de pesos por mes al club Boca Juniors para invitar a periodistas a la cancha”, aseguró el titular de la Cámara Alta en declaraciones a C5N.

La situación denunciada se dio durante el Gobierno de Mauricio Macri, entre 2015 y 2019, bajo un manto de sospecha que lo unía al Xeneize de la mano de Daniel Angelici, expresidente boquense y mano derecha del empresario devenido en político.

Las declaraciones de Massa se dan luego de que Jorge Amor Ameal anunciara que Boca “tiene un problema económico real”, luego de una auditoría llevada a cabo por la UBA.