Leandro Desábato dejó de ser el técnico de Estudiantes de La Plata, luego de la derrota por 2-1 ante Defensa y Justicia por el postergado en la extinta Copa Superliga. El exdefensor e ídolo de la institución platense se mostró enojado con Juan Sebastián Verón, presidente del club.

“Después de Newell’s estuvo la posibilidad de salir, pero Verón le habló a los chicos y nos dio fuerzas. Por eso decidimos seguir y el equipo levantó, pero no alcanzó. En estas horas nos enteramos que se estaba hablando con otro técnico y no nos gustaron las formas. Si estoy sentado acá es por respeto a los jugadores y la institución”, apuntó el Chavo en conferencia de prensa.

Para Desábato el primer paso como entrenador arrojó un saldo negativo de tres empates y siete derrotas, con un récord de 697 minutos sin convertir, siendo la peor cifra de la historia del club. “Estoy dolido, pero mi amor por la gente y por Estudiantes no cambiará jamás. Cuando arrancamos esto teníamos la ilusión de construir un equipo con muchos jóvenes, era un consenso con la dirigencia. Como era un torneo en el que no había promedios lo intentamos. Hubo errores normales, pero hay seis o siete jugadores que le van a dar muchas satisfacciones al club”, apuntó el DT.

A la espera del desembarco de Ricardo Zielinski, en conversaciones con el Pincha tras confirmar su salida de Atlético Tucumán al final del certamen, por el momento Pablo Quatrocchi, actual coordinador de las divisiones juveniles y entrenador de la Reserva, asumirá de manera interina en reemplazo del Chavo.