Pese a que la pelota está parada en Núñez, desde el Millonario deben solucionar un problema surgido por las cuotas del pase de Matías Suárez que deben abonarse al Pirata.

Desde Belgrano, que se desprendió del delantero en enero de 2019 a cambio de 2.800.000 dólares, reclaman el pago de 320 mil dólares de la asignación de febrero. Además el problema se agranda ya que en abril resta abonarse el último pago que resta por 550 mil.

Desde la entidad cordobesa elevaron la intimación para percibir la cuota vencida y esperan con ansias por una resolución, ya que Suárez puede ser moneda de cambio en el próximo mercado de pases si alguien abona los 15 millones de su cláusula.