El acuerdo ya estaba establecido, pero faltaba lo más importante: la firma. Finalmente llegó y Diego Aguirre renovó contrato con San Lorenzo hasta junio de 2018.

La rubrica se dio apenas unas horas antes de que el Ciclón se enfrente a Emelec por la revancha de los octavos de final de Conmebol Libertadores. El uruguayo reiteró en ocasiones que la Copa fue el principal sostén para acordar un nuevo vínculo con la institución de Boedo.

Hasta el momento, dirigió en 41 encuentros a San Lorenzo, con 23 triunfos, 8 empates y 11 derrotas. Aun sin tener un beneplácito completo por parte de la gente, Aguirre continuará en el banco de Boedo.