En el marco de la investigación llevada a cabo por el exjuez federal, Norberto Oyarbide sobre la financiera Alhec Tour, se encontraron conversaciones del 2013 entre el expresidente de AFA, Julio Grondona, y el actual presidente de San Lorenzo, Marcelo Tinelli. En ellas, se los escucha hablar de designaciones de los árbitros, cambios de horario y hasta la forma de pago por una compra de materiales.

Las escuchas de las llamadas que ocurrieron entre 14 de mayo y el 12 de junio de 2013 tuvieron como eje de las discusiones el encuentro entre San Lorenzo y Argentinos que se disputó el 10 de junio en el Nuevo Gasómetro y que terminó 1-1. En ese entonces el Ciclón estaba peleando el campeonato, mientras el Bicho buscaba evitar el descenso.

En principio, Tinelli realiza un pedido especial sobre la designación del árbitro para dicho partido: “Ahí está Segura (presidente de Argentinos) rompiendo los huevos y seguramente le va a hablar. Es por Caruso Lombardi (el técnico del Bicho) que rompe los huevos por el árbitro con nosotros. Van a pedir seguro a Ceballos. Y van a caer los amigos de Caruso. Ceballos, alguno de esos. Yo la verdad no quiero que me dirija Ceballos. Yo quiero que nos dirija el mejor. ¿Delfino? Pongamos a Delfino. Él dice que Delfino no sé qué mierda, que es hincha de San Lorenzo. Jamás en mi vida me enteré que Delfino era hincha de San Lorenzo. O sino uno que garantice. Pompei por ejemplo. Pero no quiero que nos dirija Ceballos que va a armar un escándalo en la cancha de San Lorenzo”, comienza diciendo el actual presiente del Ciclón, que en ese momento ocupaba la vicepresidencia.

El conductor de televisión también se contactó con Don Julio para pedirle modificar el horario del mismo partido ante Argentinos: “Nos están puteando en arameo con esto de que el lunes a las cuatro de la tarde. No sé con quién hablar, no me atiende nadie de Seguridad. No sé qué hacer”, le planteó Tinelli, que también le planteó la posibilidad de llamar a Juan Manuel Abal Medina y Sergio Berni, jefe de Gabinete y ministro de Seguridad respectivamente. Y la respuesta que recibió por parte Julio Grondona fue: “Pero bendito sea Dios, ¿en qué país vivís vos? Si va más gente los día de laburo. Mirá, va más gente los día de laburo que los días domingo”.

A su vez, Tinelli le plantea una situación referida la cotización de materiales en el corralón que poseeía Grondona: “Se había equivocado, me había pasado como 160 mil pesos. Y con 160 mil pesos lo comprábamos ya, tenemos que hacer todo el muro alrededor. Pero ahora pasaron 750, entonces lo quería charlar con usted”, le explicó. Y el mandatario de la AFA respondió: “Claro, no hay problema, hombre. Con cheques bancamos y listo el pollo. Le pedís a AFA algún adelanto y pagás los cheques”.

En otro momento, Tinelli se volvió a comunicar con Grondona para informarle que que ya estaba todo arreglado para avanzar con la mencionada compra y que le pidió “que lo tire bien para adelante” así compraban. A lo que el también exvicepresidente de la FIFA, le contestó: “Pero poné la fecha que vos quieras, hijo. Dentro de 30, 60, 90 (días), qué sé yo. Cambio de Arsenal, cambio de San Lorenzo, pero con la financiera no, ja. Hay que reírse, hay que reírse”.