El presidente de River, Rodolfo D’Onofrio dio marcha atrás en el proyecto de modernización del estadio y también echó por tierra la posibilidad de construir uno nuevo debido al contexto económico actual.

“Es inviable pensar en una remodelación o construcción de un nuevo estadio con la situación del país”, aseguró D’Onofrio en diálogo con TyC Sports.

Poco tiempo atrás, el presidente había puesto sobre la mesa la chance de construir un nuevo estadio con más capacidad y hasta había asegurado que River tenía la “capacidad económica para hacerlo”, sin embargo, la crisis económica -particularmente la subida del dolar- disolvió las intenciones de D’Onofrio.