[VIDEO] Tras su designación como referí del River-Boca, Mauro Vigliano fue protagonista de una polémica jugada en el partido que All Boys le ganó 1 a 0 Sarmiento de Junín, el miércoles a la noche.

Cada vez que juegan River y Boca las polémicas empiezan antes que comiencen los encuentros, cada factor puede ser motivo de incertidumbres y disgustos de cada una de las parcialidades. Y la designación del árbitro del partido es siempre puesta bajo la lupa y, entre tanta susceptibilidad, no pasa desapercibida. En esta ocasión, Mauro Vigliano salió sorteado para impartir justicia el domingo en el Monumental, pero antes dirigió el partido que protagonizaron All Boys y Sarmiento de Junín el miércoles a la noche en Floresta, por la Primera B Nacional. Su actuación fue blanco de las críticas del plantel visitante, que se sintió perjudicado por sus decisiones, y lo trataron de “tener la cabeza en otro lado”.

La polémica se desató cuando expulsó al mediocampista Sebastián Luna y, posteriormente, al arquero Lucas Ischuk. Esta decisión hizo explotar de bronca al banco visitante e inmediatamente se sintieron perjudicados por el arbitraje. Luego protestaron por una supuesta posición adelantada en el gol de All Boys, aunque Juan Vázquez no estaba en posición ilícita.

Una vez finalizado el encuentro, Mauro Vigliano dijo que era “ilógico pensar que estaba desconcentrado” y no ocultó su entusiasmo por el desafío del domingo: “Es muy importante dirigir el Superclásico y además es una alegría. A partir de ahora tendré tiempo de analizar el partido para poder actuar de la mejor manera. Sé que se hablaba de mí, pero no esperaba recibir esta designación”.

Sin dudas, su trabajo no será sencillo y deberá estar a la altura de las circunstancias para no ser el protagonista de la tarde. La persona que impartirá justicia en el Monumental está bajo la lupa y tendrá que revertir su imagen.

La polémica expulsión de All Boys y Sarmiento de Junín

Foto: Infobae