Es cordobés, tiene 23 años y ostenta 1.91 de altura. Se trata de Marcos Ledesma, figura de Quilmes bajo los tres palos durante las últimas temporadas de la Primera Nacional. Por eso un grupo inversor ya compró un porcentaje de su pase.

El primer club en contactarse fue Talleres, luego aparecieron Tigre y Gimnasia de La Plata, aunque el golero todavía no sabe qué será de su futuro. Diego Milito puso manos a la obra para tentarlo con mudarse a Avellaneda, aunque el rol de suplente no le gustaría al oriundo de Río Cuarto.

En caso de sumarse, deberá pelear por un puesto con Gabriel Arias y Gastón Gómez, aunque su arribo está supeditado al adiós definitivo de Javier García, que se encuentra con el pase en su poder pero las charlas para su continuidad están lejos de resolverse.