Uno de los jugadores desequilibrantes de la pasada Superliga fue el paraguayo Matías Rojas. Pretendido por Racing, entre otros, el club de Florencio Varela hará uso de la opción de compra.

El volante, de prodigiosa pegada, no retornará a Cerro Porteño ya que la entidad del Barrio Obrero aceptó recibir el millón y medio de dólares netos por su ficha.

En la pasada campaña, brillante para el equipo de Zona Sur, Rojas disputó 27 partidos y anotó 10 goles entre Copa Argentina, Superliga, Copa Sudamericana y Copa de la Superliga. Además fue convocado por Eduardo Berizzo en la doble fecha FIFA de marzo y sigue en carrera para participar en la Copa América de Brasil 2019.