El entrenamiento de Boca de esta mañana tuvo varias caras nuevas, entre ellas la de Tomás Díaz, el hijo del Cata Díaz, debido a que la Reserva no estuvo presente en Ezeiza y Gustavo Alfaro debió subir a varios chicos de la Cuarta y la Quinta División

La partida del equipo comandado por Rolando Schiavi rumbo a Olavarría para disputar un partido amistoso ante el similar de River, en cancha de Estudiantes, abrió el hueco necesario para permitir los refuerzos de última hora.

Entre ellos se encontraba el hijo del Cata, quien es categoría 2001 y juega como volante central. En mayo próximo, con los 18 años, firmará su primer contrato tras pasar por Real Madrid, Atlético de Madrid y Getafe de España.